El tráfico en España se ha visto reducido en un 90% durante la cuarentena, sin embargo las emisiones de CO2 aumentan.

El 15 de Marzo se decretó el estado de alarma en España debido al coronavirus, desde entonces han surgido numerosas noticias señalando la reducción de la contaminación atmosférica. Esto se debe a la limitación de la movilidad impuesta por el Gobierno. Pero el CO2 sigue subiendo.

Como causa lógica de la disminución del tráfico en las ciudades, tenemos la reducción de la contaminación.

Sin embargo, cuando hablamos de contaminación, nos tenemos que referir principalmente a una reducción del dióxido de nitrógeno (NO2).

Según los datos aportados por la Universitat Politécnica de Valencia (UPV), que ha realizado la comparación entre los periodos del 10 al 14 de marzo, por un lado, y del 15 al 20 por otro, los niveles de concentración de dióxido han disminuido una media del 64% en las principales ciudades españolas tras las medidas decretadas para la lucha contra el COVID-19. Dónde más ha bajado ha sido en Barcelona, con un 83%, En Madrid, con un 73%, y en Valencia con un 64%.

Otras organizaciones como Ecologistas en Acción, indican que los niveles de dióxido de nitrógeno de la segunda quincena de marzo, se desplomaron un 55%, siendo este el dato más bajo de la última década.

La Agencia Espacial Europea (ESA), ha indicado que en Madrid en la última semana la contaminación relativa al tráfico ha disminuido un 68% y Barcelona un 65%.

Viendo los datos analizados con anterioridad podemos decir, que una de las pocas consecuencias positivas que ha tenido el coronavirus en España, es la mejora de la calidad del aire en las ciudades, incluso por debajo de los límites legales y de las recomendaciones de la OMS.

Lo que no hemos conseguido disminuir hasta la fecha, ha sido la reducción del calentamiento global, por lo que el hecho de que hoy en día no haya polución en las ciudades, no está evitando ni ralentizando los problemas futuros que pueda tener la tierra.

casas pasivas con dicsa modular


El CO2 hasta la fecha, sigue creciendo

No resulta fácil de comprender, pero el motivo es que a pesar de la reducción comentada con anterioridad, el incremento de CO2 no se ha detenido, lo que significa que el calentamiento global sigue en aumento. Esto se debe, a que los principales emisores de CO2 son las eléctricas, las refinerías de petróleo, acerías, industrias, y por qué no, los hogares. Hay que mencionar que en Europa el 19% de este tipo de emisiones proviene de los hogares, y en España aproximadamente un 18,5%.

Es por ello que en DICSA Modular, apostamos por la construcción de casas pasivas

casas pasivas con dicsa modular

Las viviendas pasivas certificadas, reducen hasta en un 90% las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Los edificios de consumo casi nulo, aquellos que ganan adeptos de manera imparable, son los que apenas necesitan energía para mantener en su interior condiciones óptimas. Una de las formas más seguras para conseguir alcanzar este modelo de edificación es el estándar Passivhaus, uno de los más completos y exigentes del mundo en sostenibilidad energética aplicada a la construcción y rehabilitación de edificios y viviendas.

En DICSA Modular siguiendo nuestra doble filosofía de ser respetuosos con el Medio Ambiente, al igual que nuestra idea de realizar casas confortables, nos guiamos por los estándares de las casas pasivas, que se basan en aprovechar al máximo el sol y la orientación de la vivienda para captar el máximo posible de energía.

Hay que guiarse por la correcta utilización de los principios básicos en la construcción:

  1. Utilizar importantes niveles de aislamiento térmico;
  2. Cuidar el diseño y ejecución de la vivienda para eliminar los puentes térmicos, para dar continuidad al aislamiento (por este motivo en DICSA apostamos por la ejecución del aislamiento de la vivienda por el exterior, que ayuda en gran medida a reducir los puentes térmicos; incluir puertas y ventanas de altas prestaciones térmicas (triple acristalamiento, baja transmitancia y correcta instalación);
  3. Garantizar la hermeticidad a la entrada de aire no deseado;
  4. Recurrir a la ventilación mecánica con recuperadores de calor de alto rendimiento.

casas pasivas

 

Además de ayudar al Medio Ambiente y tratar de garantizar un mejor futuro para la tierra, la construcción de viviendas pasivas, nos va a aportar otra serie de ventajas, como una reducción del consumo de nuestra vivienda en torno a un 80%, con el consiguiente ahorro que ello supone.

¿Quieres ver algunos ejemplos?

Te ensañamos algunos de nuestros modelos.

Si quieres mejorar tu futuro y el de tus herederos, ponte en contacto con nosotros y solicita un presupuesto para tu nueva casa pasiva. A continuación te mostramos algunos ejemplos de como sería tu futura vivienda pasiva.

    Número de Habitaciones